Inicio Rápido

Inicio Rápido

 

Objetivo: Consigue 7 puntos iniciando y venciendo combates.

 

Prepara la partida:

 

Selecciona los edificios según el número de jugadores:

 

  • 2 jugadores: usa todos los edificios que no tienen símbolo en el lateral izquierdo
  • 3 jugadores: añade los edificios con el símbolo III
  • 4 jugadores: añade también los edificios con el símbolo IV
  • 5 jugadores: añade también los edificios con el símbolo V (expansión Quintus Ludus)

 

Toma la Casula y completa la selección con otros edificios iniciales elegidos al azar:

 

  • 2 jugadores: 5 edificios iniciales más (6 en total)
  • 3 jugadores: 8 edificios iniciales más (9 en total)
  • 4 jugadores: 11 edificios iniciales más (12 en total)
  • 5 jugadores: 14 edificios iniciales más (15 en total)

 

Entrega al azar y sin mirar 3 de estas cartas a cada jugador, que las colocarán delante suya bocaarriba. Un jugador no puede tener edificios repetidos. Coloca los edificios sobrantes boca arriba en el centro de la mesa. El jugador que reciba la Casula inicia la partida.

Entrega 2 Tiros a cada jugador y coloca los demás boca arriba en el centro de la mesa.

Entrega 3 monedas a cada jugador y coloca las demás en el centro de la mesa.

Baraja las cartas de veterano y colócalas boca abajo, en el centro de la mesa, formando una pila. Haz lo mismo con las cartas de combate y forma otra pila en el centro de la mesa.

 

 

Secuencia del turno

 

Inicio: endereza todos tus gladiadores y resuelve todos los efectos que tengan lugar al inicio del turno.

  • Habilidades de las cartas que se activan al comienzo del turno.
  • Si tienes menos de 2 gladiadores, toma gladiadores tiro del centro de la mesa hasta tener un total de 2 gladiadores.
  • Si tienes menos de 2 edificios, toma edificios iniciales al azar del centro de la mesa hasta tener un total de 2 edificios.

 

Fase principal: realiza acciones con tus gladiadores. Cada gladiador puede actuar una vez, tras lo cual queda girado.

  • Combatir (un gladiador): elige al gladiador que va a atacar y paga el precio del combate (1 moneda si es un tiro, 2 monedas si es un veterano).
    • Elige a un rival. Éste elegirá con qué gladiador se defiende.
  • Levanta una carta de combate y suma sus bonificaciones (si las tiene) al atacante o al defensor.
  • Compara los atributos de combate del gladiador atacante y del gladiador defensor.
    • Si los del atacante son iguales o superiores ganas el combate y un punto de victoria.
  • Si el defensor gana no se lleva ningún punto.
    • Aplica el resultado que muestre la carta de combate (si lo tiene).
    • Trabajar (un gladiador): toma tantas monedas del centro de la mesa como indique el atributo de trabajar del gladiador.
    • Construir (uno o varios gladiadores): suma la habilidad de construcción de los gladiadores elegidos para construir un edificio.
      • Si al sumar la habilidad de construcción de tus gladiadores ésta supera el coste de construcción del edificio, los puntos sobrantes se pierden.
  • No puedes tener dos edificios con el mismo nombre en juego.
  • Puedes tener un máximo de 5 edificios construidos.
  • Cada edificio te permite alojar a 1 gladiador.
    • Derribar (uno o varios gladiadores): derriba uno de tus edificios para hacer hueco a otro. Para ello, suma la habilidad de construcción de los gladiadores elegidos al igual que a construir.
    • Utilizar habilidades (un gladiador): utiliza la habilidad de un gladiador o la habilidad que te proporcione algún edificio.

     

    Puedes usar todos tus gladiadores en cada fase principal. Aunque queden girados, podrán defenderte todas las veces que quieras cuando otros rivales te ataquen.

     

    Subasta: puedes iniciar subasta (o participar en ella en el turno de un rival) si tienes más edificios que gladiadores. Si tienes más gladiadores que edificios, elige y descarta gladiadores hasta que tengas tantos como edificios.

    Muestra las 3 cartas superiores de la pila de gladiadores y elige una de ellas. Los jugadores que puedan participar en la subasta hacen sus ofertas por turnos, empezando por el jugador situado la la derecha del jugador activo y siendo éste el último en pujar. Todas las ofertas deben ser iguales o superiores a la oferta mínima. El jugador que más monedas aporte se queda con el gladiador. En caso de empate, el último jugador que anunció su oferta se queda con el gladiador. Sólo hay una vuelta. Si ningún jugador puja por el gladiador éste se descarta y finaliza la subasta. Una vez finalizada la subasta llega el final del turno.

     

     

    EDIFICIOS

     

    Coste de construcción: indica el esfuerzo que deben hacer tus gladiadores para construir un edificio.

    Coste de derribo: es igual al coste de construcción, e indica el esfuerzo necesario para derribar el edificio. Solo puedes derribar tus propios edificios, cuando ya no te sirvan.

    Beneficio: son las bonificaciones que el edificio te otorga al entrar en juego.

    Habilidades: son las bonificaciones que el edificio te otorga durante la partida.

    Nº de jugadores (III/IV)/Expansión: los edificios sin este símbolo permiten el juego para dos jugadores. Añade los que tienen el símbolo III para tres jugadores. A estos añade los que tienen el símbolo IV para jugar cuatro jugadores y a estos los que tienen el símbolo V (expansión Quintus Ludus) para jugar cinco jugadores. En este espacio también puede figurar un símbolo que indique que el edificio pertenece a alguna expansión y que, por tanto, jugar con él es opcional.

    GLADIADORES

     

    Oferta mínima: es la cantidad mínima que se debe poner sobre la mesa para optar a conseguir el gladiador en la subasta,

     

    Combate: indica la fortaleza del gladiador tanto al atacar como al defenderse. Este atributo se verá modificado por las cartas de

    combate.

     

    Trabajo: son las monedas que el gladiador puede conseguir para tu escuela.

     

    Construcción: es el esfuerzo que puede realizar un gladiador para contruir o derribar edificios.

     

    Habilidad: algunos gladiadores poseen una habilidad especial. Estas habilidades pueden ser:

    • Pasivas, como la del Lusitanus, que siempre que defienda gana un punto en su atributo de combate.
    • Activas, como la del Mauritanus, que además de combatir, ganar monedas o construir, puede quitarle una moneda a otro jugador.

    COMBATE

     

    Impetus

    Estas cartas benefician siempre al atacante. El número de espadas que aparecen en la carta se suman al atributo de Combate del gladiador atacante.

     

    Defensio

    Estas cartas benefician siempre al defensor. El número de escudos que aparecen en la carta se suman al atributo de Combate del gladiador defensor.

     

    Estos 2 tipos de cartas pueden tener algún efecto extra, como obligar a barajar las cartas de combate (flecha), o descartar al gladiador derrotado (calavera).

     

    Resultado especial

    No bonifican al atacante o al defensor, sino que premian al vencedor del combate, sea atacante o defensor, dándole, por ejemplo 2 monedas o haciendo que el vencedor del combate gane un punto extra.

     

    Leyenda de símbolos

     

    Consulta la leyenda de símbolos para saber a qué hace referencia cada símbolo.

     

     

     

    ©2015 TortuGames. Todos los derechos reservados.