Capítulo IV

 

 

CAPÍTULO IV: Tempus fugit

 

 

I

 

Tu honor ha sido restablecido y las murmuraciones han cesado, pero el coste de haber caído en las provocaciones ha sido alto. Has consumido un tiempo y un dinero valiosísimos y ahora te preocupa haber tomado la decisión errónea. No obstante, lo hecho, hecho está, y nada puedes hacer por cambiarlo. Así pues, es momento de volver al trabajo de encontrar hombres fuertes para tu ludus.

 

El panorama no es halagüeño. Muchos de los prisioneros en los que habías puesto el ojo ya han sido comprados, y los nuevos prisioneros escasean. Por si fuera poco, ves al pregonero al otro lado del foro preparándose para hablar mientras un corro de gente se forma a su alrededor. Contienes el aliento; su presencia sólo puede significar una cosa, y no te gusta nada.

 

“Tras la muerte de Decébalo, rey de los dacios, las tropas comandadas por el mismísimo emperador Trajano han continuado su avance imparable hasta Porolissum, último bastión de la resistencia dacia. Tras una dura batalla, Porolissum ha sido tomada. La guerra ha terminado. Repito. Porolissum ha caído; la guerra ha terminado”.

 

 

II

 

Estás lívido. Tus sospechas eran ciertas. Esa sabandija de Curio… ¿dónde está? No se le ve por ninguna parte, pero se lo harás pagar. Ha jugado contigo. Te provocó a sabiendas de que esto ocurriría y tú te dejaste engañar. La ira arde en tú como un fuego que no te deja pensar con claridad. Lanistas y ojeadores se abalanzarán como buitres a rapiñar los restos que quedaron mientras perdías el tiempo por una burda afrenta a tu honor. Con la guerra terminada, no vendrán nuevos hombres en un tiempo. Ah, esa rata mentirosa de Curio… Si en este momento lo tuvieras delante esta noche dormiría en las estancias de Plutón, pero no hay rastro de él en todo Viminacium. Tratas de calmarte, respiras profundamente, pero hay un pensamiento que no te abandona. Lo sabía. Curio lo sabía. Antes que ningún otro, supo del fin de la guerra. Te lo advirtió en su vil provocación pero tú no le escuchaste. Él lo sabía pero, ¿cómo? Comienzas a percibir una mano en la sombra, una intención detrás de todo el asunto más grande y poderosa que Curio. Sabes que sólo son conjeturas; conjeturas alimentadas por la bilis que te corroe en estos momentos, pero no deja de crecer la sensación de que estás en lo cierto: las ludus imperiales. ¿Quién si no podría conocer la suerte de Dacia antes de que ésta fuese públicamente anunciada? Esas ludus medran a la sombra del emperador y tienen ojos en cada campamento situado en tierras en conflicto. Un pobre lanista como Curio, como él mismo se denominó, no tiene otra forma de saber esas noticias si no es por medio de un ojeador de las ludus imperiales. Quizás fue pagado, o puede incluso que también fuera engañado, pero eso ya no importa. El daño está hecho.

 

Sin embargo, ante la luz de estás suposiciones la ira que te domina va cediendo poco a poco, dando paso a un orgullo y una confianza firmes y fuertes. ¿Qué motivo tendrían las ludus más poderosas del imperio para poner en marcha un plan tan rastrero contra ti? Sólo puede haber uno: miedo. Saben quién eres. Saben que vas a Roma y sienten su hegemonía amenaza. No hay otra explicación. Pues bien, aún queda algo de tiempo para conseguir tu objetivo, y una vez logrado marcharás a Roma anunciando tu llegada como si de un desfile triunfal se tratara. “¡La gran ludus de Menes el Egipcio está en Roma!”. Que tiemblen.

 

 

Escenario

 

¡Aprisa! No hay tiempo que perder o ya no quedarán hombres que refuercen tu ludus. Solo cabe una opción: enfrentarte a los demás lanistas en una carrera desesperada para obtener tu parte del botín.

 

Prepara la partida

•CASULA, CASTRA, CATACUMBAE, CAUPONA, COMMEATUS, CUBICULUM, LAPICIDINAE, MACELLUM (2X), THERMAE

•ACHAEUS, AEGYPTIUS, CARTHAGINIENSIS, CRETENSIS, LUSITANUS, MACEDONICUS (2X), NUBA (2X), PHOENICIUS, THRAEX (2X), TIRO (ilimitados)

 

Jugador

•CASULA, CAUPONA

•TIRO (2X)

•3 MONEDAS

 

Rival

•COMMEATUS, MACELLUM

•MACEDONICUS, THRAEX

•3 MONEDAS

 

Notas

•Límite de edificios: 4

•En este escenario se utilizará el módulo de FAVOR DEL PÚBLICO (tu rival usará el FAVOR DEL PÚBLICO siempre que pueda).

•En este escenario se contarán los turnos de juego. Utiliza las estrellas del módulo CAMPEONES como contadores.

•Antes de empezar este escenario, puedes comprar la carta de TRIUMPHUS pagando 2 TRIUNFOS. Te afectará únicamente a ti, durante todo el escenario.

 

Rival

•Si tiene menos de 4 edificios, entonces construye 1 edificio (que pueda construir) al azar (excepto CATACUMBAE).

•Si tiene 3 o más monedas, ataca con sus mejores veteranos (nunca con sus novatos).

•Si tiene menos de 3 monedas, consigue dinero con su mejor gladiador.

•Si tiene 2 o más monedas tras agotar sus gladiadores, inicia una compra.

 

Final de la Partida (7 PUNTOS)

•Ganas 2 TRIUNFOS por cada PUNTO DE VICTORIA conseguido.

•Ganas 2 TRIUNFOS si finalizas el escenario en 5 turnos o menos.

•Ganas 1 TRIUNFO por cada 3 MONEDAS que tengas al finalizar el escenario.

•Pierdes 1 TRIUNFO por cada PUNTO DE VICTORIA conseguido por tu rival. 

 

©2015 TortuGames. Todos los derechos reservados.