La equipación de los gladiadores

La equipación de los gladiadores

 

Si bien en sus orígenes la equipación de los gladiadores no se diferenciaba demasiado de la equipación militar del ejército romano, a lo largo de los siglos fue adquiriendo un carácter distintivo propio.

Aunque esta equipación variaba entre cada tipo de gladiador, todos tenían ciertos elementos en común:

 

 

Galea

Es el casco de los gladiadores. Existieron múltiples variantes a lo largo de la historia, pero para la época imperial todos tenían un visor, que ocultaba el rostro del gladiador y protegía los ojos al tiempo que permitía la visión. Tenían ademas un ala alrededor del casco que protegía el cuello y el visor, y algunos modelos incorporaban además una cresta con diversas formas y decoraciones.

Solían ser de gran grosor y muy pesados, fabricados en bronce, latón o hierro.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lorica

Es la armadura que cubre el torso. Por norma general los gladiadores peleaban a pecho descubierto, pero algunos tipos de gladiador que no contaban con otras protecciones, como un escudo, incorporaban la lorica como parte de su equipación.

 

 

 

 

 

 

 

Manica

Se trata de la protección de los brazos. Habitualmente protegía el brazo que portaba el arma principal, aunque ocasionalmente se usaba en ambos brazos cuando el escudo era pequeño o inexistente. Normalmente consistía en varias capas de tela acolchada superpuestas sujetas al brazo por correas de cuero y, ocasionalmente, por gruesas correas de cuero entrecruzadas. Bien entrada la época imperial se impuso el uso de manicas de metal, especialmente las compuestas por escamas.

 

 

 

 

 

 

 

Ocrea

Se trata de protecciones para las espinillas que se sujetaban con correas a las piernas. Su tamaño variaba según el tipo de gladiador, pudiendo llegar a quedar incluso por encima de la rodilla. Qué pierna se protegía dependía del tipo de gladiador. Entre la ocrea y la pierna se colocaba una tela acolchada llamada fasciae que hacía más cómodo el uso de estas protecciones.

 

 

 

 

 

 

Subligaculum

Se trata del tradicional taparrabos, única prenda que solía vestir un gladiador.

 

 

 

 

 

 

 

Balteus

Es el cinturón metálico que sujeta el subligaculum. En época imperial se usaba además una faja de cuero debajo del balteus de mayor anchura que éste. Hacia finales del imperio el balteus fue sustituido por el cingulum, un cinturón hecho con anillas.

 

 

 

 

 

 

 

Galerus

Es el protector metálico para el hombro que únicamente usaban los retiarius.

 

 

 

 

 

 

Escudo

El escudo variaba en tamaño y forma según el tipo de gladiador, siendo común imitar al scutum del ejército romano. Algunos gladiadores usaban un escudo de menor tamaño llamado parmula que podía ser redondo o cuadrado.

 

 

©2016 TortuGames. Todos los derechos reservados.